12 de junio de 2008

Quizas mejor que a Midas...




Me aburro de la gente,
De las conversaciones semiprofundas,
De las promesas semireales ,
Del dolor al tocarte
Siempre Latente.

Prefiero el hastió
De cuatro paredes,
La monotonía y simpleza
De una luz imprudente,
Que entra así al cuarto
Dándole luz a media alma.

Me aburro de tenerte,
De mirar sobre mis hombros
Y saber que sobre mis pasos caminas,
De saber que a la mujer de mármol
No le faltaran tus caricias;
La misma que sabe donde quebrar el alma
Para hacer sangrar tus heridas.

En este, mi lado del mundo,
Te conviene que exista sola
Y quizás, mejor que a Midas,
El veneno consuma solo una boca.




L. Alison G. Ramos M.

1 comentario:

Saturno dijo...

No, no he leído pero debería. Me siento un poco boba al escribir esto y no poder comentar la entrada. El asunto es que desde hacer rato que no me pasaba por aquí y veo que esta interesante, quiero leerlo entero antes de comentar, pero no pude evitar escribir un saludo cortito. Cuídate.