17 de noviembre de 2007

Dulce....


Dulce– L. Alison Ramos M.

El aroma del café libera sus demonios
Mientras cada recuerdo,
Se vuelve más triste que el otro.
Dulces incubos en el borde de mi taza
Saltan y bailan,
Deletreando tu nombre,
Matando las hadas,
Los castillos de aire
Y la letra sangrada.

Una tarde de octubre,
Donde en una taza te encuentro,
Es cuando en el fondo te veo
Y comienzo a beberte de nuevo.
Te vuelves todos los hombres
Adornando el silencio en el tiempo,
En ese aroma a café,
De siglos pintados de cedro;

Mientras en el alma la pena
muerde las esquinas de tus sangrantes besos.
Porque cada sorbo enfría y silencia
las tazas de café hechas de recuerdos.

L. Alison Ramos M.

2 comentarios:

bellaco dijo...

No entiendo ¿Por qué te odian tanto? O es solo un prejuicio.saludos.

Saturno dijo...

Me vengo a enterar recién que tienes un blog, yo seguí los mismos pasos, cerré el blog antiguo y abrí hace poco uno nuevo. Me perdiste el rastro porque yo misma corté todos los lazos con la gente de Calama, mis compañeros apenas saben de mi y a mi no me interesa saber de ellos, pero me provocó una sensación placentera leer tu mensaje en mi space y "dar" con tu nuevo blog. No lo he leido, no tengo mucho tiempo, pero apenas pueda, seré tu lectora número uno. Ya más al verano podemos vernos y conversar más, espero verte.